5 Años de Software Libre en Santa Rosa

Recuerdo que un día luego de pensar mucho en la dirección que iba a tomar todo esto de hacer el tonto con GNU/Linux, y de haber experimentado muchas cosillas (principalmente las multiseat y servidores) y de estar completamente convencido con que el futuro es libre, y que hay que difundir la cultura libre. Pedí a mi hermana que concerte un cita con el ‘profesor de computación’ de su colegio, IES. Santa Rosa, la idea era hacer lo que ya por esas épocas empezaba a ser una tendencia mundial (aún no se leía mucho de OLPC, Ubuntu no sonaba tanto en la calle, la web 2.0 ya llegaba a su madurez) Software Libre en la Educación, mientras se esperaba la llegada de Windows Vista, decidí lanzarme a la piscina de la educación, y pues me encontré con Walter e hice mi mejor introducción posible sobre el software libre, creo que fue destino que ya se haya estado hablando del tema en educación pues Walter y Ebaristo accedieron al trato, yo les capacitaría en GNU/Linux y haríamos la migración del colegio a Software Libre por aquellos entonces no entendía lo de Aula de Innovación Pedagógica y otros conceptos formados bajo el Proyecto Huascarán, aún así empezamos un proyecto que ya cumplió 5 años, estos son los eventos resaltantes:

  • 2006
    • Inicio del proyecto, primeros pasos por LTSP y TCOS, migración parcial de un laboratorio.
  • 2007
    • Nuevos equipos, primera instalación masiva por red, se asienta la frase ‘vistos, neyder vistos
  • 2008
    • LTSP corriendo, primera migración total de los laboratorios.
    • Presentación de los avances en Software Libre, primeros inicios de Educar Libre
  • 2009
    • Un año un tanto flojo para Santa Rosa en Software Libre, pero muy productivo para la DREP, y pues como no, Neyder de exportación a otros coles :-D.
  • 2010
    • Educar Libre ya tiene forma, proyectos de localización, SugarCamp un futuro prometedor.

Esperaba tener un post mas largo, pero este es para conmemorar el primer lustro de Software Libre y Santa Rosa. Gracias a Walter por la oportunidad de mejorar, y de difundir. Gracias a ‘mi colegio’ por abrirme las puertas.

¡Opina!