Cultura Libre

Fue un corto verano, lleno de emociones y actividades, pero algo interesante a pasado estos últimos días, algo sobre aquello en lo que estoy comprometido Déjeme pues contarles la historia.

Era la última semana en Lima y aún no había dado la charla en Escuelab, @KikoMayorga me pregunta sobre cuando viajaba y si aún era posible dar la mencionada charla, luego de una corta conversación quedamos en que el jueves, última noche en Lima, daría la charla «Manual de Compras Geek» que se trataba de contar mis experiencias importando productos del extranjero, la charla pues contó con algo menos de diez participantes, la misma que fue muy amena y según sé muy informativa.

Al terminar la charla nos quedamos un ratito a conversar sobre arte digital y arduino, entre Michael, la alumna de @kikomayorga, @ivntres y yo.

En eso de lo interesante de la conversación, aparece el tema de MakeyMakey, una plataforma de electrónica sencilla para interactuar con todo tipo de superficies como botones, y pues yo me lanzo a explicar lo sencillo que es el asunto de utilizar la «interrupción de alta resistencia» y que no hay nada esotérico en el MakeyMakey que no podamos hacer con nuestros sencillos arduinos, y para hacer la explicación más concreta intentamos usar un arduino pero que no estuvo disponible en ese momento, no nos quedó de otra que dibujar el esquemático directo en la mesa de trabajo de Escuelab, uno sencillo como sigue:

Esquema de conexión de un botón plátano para arduino.
Esquema de conexión de un botón plátano para arduino.

Pues como ven la idea es muy sencilla, todo gracias a una resistencia pull-up, muy alta por cierto del orden de las decenas de megaohms, y nuestro cuerpo como conductor hacia un objeto que puede conducir la electricidad pero no eficientemente (frutas, dibujos, arcilla, agua, etc.) desde tierra hacia la entrada digital.

La noche terminó con una magnífica reunión con un amigo tan de tiempo como el interné mismo. Pero esa es otra historia.

Así sin intención, sólo por el hecho de compartir un conocimiento, se dio por compartida información que puedo calificar de interesante. Que sorpresota me vengo a dar está tarde cuando veo este video compartido por Michael:

Aquella escueta explicación, convertida en acción con la forma de una papa. La emoción inicial fue reemplazada por una comprensión del alcance del conocimiento libre.

Compartir ideas no es como compartir una manzana (objeto físico) situación en la que siempre recibes menos que la unidad original; cuando compartes una idea está no merma en su origen, cuando menos se duplica y muchas veces incrementa cada vez que es compartida, eso es lo genial de compartir ideas pues estas cuando no se comparten se pudren y se pierden, pero cuando las compartes crece se multiplica y llega a alcances inimaginados. Estas palabras pueden sonar muy románticas pero son la pura realidad de las ideas, por ello es que los memes (el equivalente al gen social, que no broma de Internet) más fuertes son aquellos que siempre se comparten, como el dar preferencia a embarazadas, ancianos y ancianas en los transportes y así.

La cultura libre anda en eso, en compartir pues sabemos que el bien incrementará con cada nuevo nodo que comparta.

De esta experiencia estoy aún más convencido que compartir es la forma de desarrollados, ya no estamos en épocas oscuras hoy tenemos que compartir sobre todo el conocimiento.

¡Opina!