Esquiva

En la mañana escribía estos versos, por la noche los evaluaba. Ya llegando la tarde los dije a orillas del mar cercano al ocaso.

Te digo que te amo
y aún esquiva a mis pretenciones.

Vamos hazme caso
se me acaban las ideas de atraerte.

Más aún no consigo
y dejas mi corazón inerte.

Pero aún intento decirte
me agradas, me gustas, me atraes,
te amo, te sueño, te espero.

¡Opina!