Tu compañía

Y recordando esa noche de luna, esa noche clara y sin nubes, que las estrellas iluminaban:

Gracia por tu compañía
en esa noche de primavera
que a orilla del lago cantaba
tu nombre a las sirenas.

En esa noche yo solo quería
me beses por vez primera
y estar a tus pies esperaba
asi alejar todas mis penas.

Oíamos de querubines, melodía
como termina larga espera
mientras de castillos hablaba
mañana veas mi rosa en tu cena.

2 Replies to “Tu compañía”

  1. Noble sinceridad, nada como desnudar el sentimiento y tener la certeza de lo que se quiere y a quien se ruiere.
    Nada qué agradecer Neyder, simplemente me agrada la poesía y la mejor es aquella que surge sin pretensiones y por amor al arte. ¡saludos!…

¡Opina!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.